• Crónica CODE 14 aniversario

    Crónica CODE 14 aniversario
    Fotos: FABRIK/ Tillate

    Por aquí te contamos lo vivido en el 14 aniversario de la fiesta madrileña CODE

    Llegaba el día deseado por muchos. Un día marcado en el calendario, en el que CODE, una de las fiestas mas aclamadas de nuestro país, cumplía 14 años de vida.

    Proyecto que nació hace 14 años de la mano de Nuke y César Almena en la Sala Paladium de Coslada, que tras 9 ediciones se trasladó a la que hoy es su casa, FABRIK.  

    Ganandose a pulso, edición tras edición, el haberse convertido en una de las fiestas mas importantes de techno de nuestro país. En la que han pasado multitud de artistas de gran renombre mundial como Aphex Twin, Paul Kalkbrenner, Jeff Mills, Underworld, Dave Clarke, Sven Väth, Richie Hawtin, Todd Terry, Frankie Knuckles o Surgeon.

    Pero toca centrarse en esta edición tan especial. En la que la veterana fiesta madrileña ponía a nuestra disposición FABRIK al completo. Abriendo sus 4 salas, que se encargarían de acoger a los más de 20 artistas que pasarían por ellas. 

    Nuestra maratoniana noche comenzada con Nuke a los mandos de un MainStage bastante elaborado visualmente, repleto de multitud de focos, pantallas leds y lasers. En el que también pudimos comprobar la notable mejoría de sonido que habían incorporado en este escenario. El madrileño tuvo la labor de comenzar a  marcar las pautas musicales por las que iba a transcurrir esta noche, viniendo de perlas para entrar en materia.

    Tras uno de los residentes de CODE tomaba el control Coyu. Sin lugar a dudas se trata de uno los artistas mas aclamados y respetados de nuestro panorama nacional, y dueño de Suara, sello en el que han participado multitud de artistas de renombre internacional. “The Big Cat” se abría paso a través de un techno muy acertado para la hora en la que abarcaba su actuación, con el que iba arrancando los bailes de una pista de baile que se iba llenando más y más.

    Mientras tanto Aar:on -antiguo integrante de Tomy & Jerry- se encontraba metiendo toda la carne en el asador en una Crystal Room a base de bombo firme y contundencia. Preparando el cuerpo para la tralla que nos deparaba este escenario en las horas siguientes, con artistas de techno a altísimas revoluciones de la talla de Pet Duo, Viper XXL o No Dolls.

    De vuelta a un escenario principal lleno hasta la bandera, Charlotte de Witte aprovechaba la energía que allí reinaba, y a través de grandes dosis de techno hizó sucumbir a todos los allí presentes en un baile desenfrenado. Dejando caer algunas producciones de su propia cosecha como "Closer o Lost". Entre belgas andaba la cosa, y Marco Bailey fue el encargado de tomar el relevo de la artista anterior. Y en lo que pude escuchar de su set, no pasó por su mejor noche. Su sesión se hizo bastante líneal y repetitiva por momentos, en la que destacaron ciertos altibajos.

    Pero este agridulce sabor de boca se quitó rápidamente con la actuación más exclusiva de esta edición. Hablo de Karenn, el dúo formado por Blawan y Pariah. Los británicos deslumbraron con un live repleto de ritmos dinámicos, y sonidos analógicos e improvisados, que desataron la locura de cada una de las almas que bailaban en la pista de baile.  Haciendo que su hora y media de actuación pasara volando, y dejaran al cuerpo con ganas de más.

    Las luces bajaban su intensidad, y entre numerosos aplausos el público se preparaba para recibir con los brazos abiertos a uno de los máximos exponentes del techno nacional: Oscar Mulero. El madrileño sacó toda su artillería pesada y deleitó con un set repleto de sonidos hipnotizantes y envolventes, pero en el que no falto la tralla por la que nos tiene acostumbrados. Destacando una progresión perfecta entre canciones. Tras el dueño de PoleGroup decidí hacer una pequeña escapada a la Satélite para ver lo que tramaba entre manos Ken ishii. En lo que pude escuchar se desenvolvió  en una sesión muy amena, repleta de brillantes cambios de ritmos encajados al milímetro. Donde hizo sonar temas como su "Malfunction Manipulation" o el reciente "Orcus" de Kaiserdisco.

    De vuelta al escenario principal con Len Faki ya a los mandos, y desplegando todo su arsenal en una sesión en la que fue completamente fiel a su estilo. Una brillante selección musical, en la que fue subiendo el pistón hacia sonidos más duros y adornados con tintes ácidos.

    Con el listón bien alto, entraba a los mandos de la cabina del escenario principal Ben Sims. Y es que con tantos años a la espaldas como DJ no iba a tener problemas para igualarlo o superarlo. Y así fué, el británico lo demostró en una sesión repleta de cambios rápidos con un techno arrollador  por el que es tan característico, y deslumbrando con  una técnica impecable.

    Si alguien tenía que cerrar este 14 aniversario, eran sin duda las personas que han hecho posible que esta fiesta siga a pie de cañón a día de de hoy: Nuke y César Almena. Los residentes realizaron un b2b, siguiendo la línea del artista anterior, en el que hicieron sonar grandes himnos de la música electrónica como el "Open Source" de Marco Carola o el "My House is Your House". Y una vez más, como viene siendo de costumbre en los aniversarios,  con el ya consagrado "Born Slippy" creaban una atmósfera mágica perfecta para decir adiós a esta mágnifica noche. Dejando en nuestros recuerdos una noche inolvidable, y esperando que sean muchas más los ediciones que celebremos. Nos vemos en la próxima.