• DGTL Barcelona 2017: la crónica

    DGTL Barcelona 2017: la crónica
    Texto: Nordin Naï Fotos: Tea Guarascio

    Con mucha fuerza creativa, una escenografía industrial y una fuerte atención a la sostenibilidad se cierra la tercera edición del festival DGTL.

    Un Line up excelente, que reunió a artistas nacionales e internacionales, con la idea de un festival sostenible, vegetariano y libre de residuos. ¡Hasta instalaron unos baños especiales para convertir la orina de los asistentes en fertilizantes que se donará a agricultores de la zona! Habrá que poner más el año que viene ya que se desbordan rápido.

    Efectivamente, este año el festival acogió en torno a 35.000 personas de todas partes del mundo y se nota al presenciar el festival. ¡Hasta 53 nacionalidades para esta edición 2017! Repeat after me: “música”, “cerveza”, “vamos a bailar”.

    ¡Ahora si pueden empezar los beats, claps, drums, BPM, bajos y subidones! Una buena selección de música entre techno y house techno, tanto en Live como en Dj Sets.

    El viernes empezamos tranquilamente con las sonoridades jazz de Chaos in the CBD debajo del enorme panel solar del Forum, dominando el mar y rodeados de palmeras. ¡Ideal para crear buen rollo! Pero el viento sopla mucho aquí, así que nos refugiamos en el Modular, el único escenario cubierto, con el set de Adriatique que empezaba a hacer bailar y a sudar todo el mundo. Seguimos con el live de Fairmont (en la imagen) que nos ofreció un techno limpio mezclado con electro. Más tarde, Âme y luego Tale of Us tomaron las riendas del Modular y mantuvieron una atmósfera mágica durante varias horas. Al lado, en el escenario Generator, DVS1 y luego Marcel Dettmann, quienes pincharon un techno profundo para un público rodeado de conteiners e iluminado por tubos de luces verticales.

    Fairmont en DGTL Barcelona 2017

    Abajo, en la arena del AMP, un intenso B2B entre Michael Mayer y Danish Kölsch antes del aclamado cierre de Solomun.

    Michael Mayer b2b Kolsch DGTL Barcelona 2017

    Después de esta noche repleta, nos cuesta arrancar al día siguiente. Pero nada mejor que un Veggie Burger y un set de Derrick May para recargar las pilas. Seguimos con el live minimalista de Recondite pero el que nos puso definitivamente las pilas fue sin duda el barcelonés Coyu, uno de los principales artistas tech de nuestro país, con una actuación increíble, la mejor del festival -para un servidor-. Dejó la pista de baile llena para el B2B muy esperado entre dos monumentos del techno: el barcelonés Paco Osuna, y el americano Seth Troxler. Habríamos podido quedarnos las tres horas que duraba el set, pero ya era hora de pasar al nivel superior con el poderoso live techno de Karenn, con sonidos más crudos y duros. Nos despedimos del festival con el mito americano Jeff Mills, potente “of course” pero un poco escondido detrás de su legendaria Roland TR-909. A las tres de la madrugada, los altavoces Funktion One dejaron de sonar. Pero estamos en Barcelona y la noche es joven…

    Coyu en DGTL Barcelona 2017

    Además, el mejor momento del fin de semana estaba por venir. El Brunch in the Park, en los jardines suspendidos de Montjuïc, sirvió como el cierre perfecto para el DGTL el domingo por la tarde. Seguimos con el mismo público ecléctico e internacional, y con el mismo nivel de artistas, referentes internacionales de la música electrónica, actuando esta vez en un escenario que domina la ciudad.

    Las piernas nos tiemblan ya al subir el monte pero no nos podemos perder el gran final de este fin de semana. Afortunadamente, nuestros esfuerzos se ven recompensados: primero por la presencia de un ventilador enorme que no dudamos en abrazar. Segundo por nuestros queridos Foodtrucks y su oferta de comida de calidad (hecha con productos ecológicos y de kilómetro 0), que nos permiten recoger fuerzas antes de las sesiones de los Djs. Pero también por el ambiente general de este auditorio al aire libre, con puestos de diseñadores y tiendas de ropa vintage locales (aquí, no eres nadie sin gafas de sol vintage) y duchas de agua vaporizada. Pero si hemos llegado hasta aquí es sobre todo para las sesiones de Tiga y de The Martinez Brothers. El canadiense escoge los temas perfectos para invitarnos a bailar, combinando su estilo techno electro con una sensibilidad pop. El remate final de los hermanos del Bronx confirma su estatuto de nuevas super-estrellas del house: residentes del DC-10 en Ibiza y presentes en festivales internacionales de referencia, su reconocimiento e impacto en el mundo del techno house no dejar de crecer. Consiguen hacer bailar las tropas hasta el anochecer con un último set lleno de energía y de alegría.

    Tiga en Brunch Barcelona

    Un “Big Up” a la organización por proponer un festival de música que no sólo ofrece pasar un buen rato, sino que también incita a concienciar sobre el medio ambiente y el impacto negativo de las personas en el mundo de hoy, pensando en las futuras generaciones. Este año además, la organización apostó por una causa social a través de la participación de la Asociación Food Makers, que contrata a refugiados, inmigrantes y otros colectivos que están en riesgo de exclusión social para fomentar su inclusión.

    Y para los ojos, el programa “Art & Revolution” nos ha dejado bizcos con diferentes instalaciones: Muti Randolph con su potente instalación Supergrid, o la del Estudio Palnoise y Volume Tricks que presentaron una instalación geométrica LED con un cuerpo de 20 costados (algunos de los cuales fueron robados durante el festival).

    Otra edición y otro éxito. Al mezclar la élite de la música electrónica y el desarrollo de la conciencia ecológica, el DGTL ha conseguido su apuesta, y se posiciona en poco tiempo como uno de los principales festivales electrónicos del país.