• Rinôçerôse presentó su disco en Madrid

    Rinôçerôse presentó su disco en Madrid

    La banda francesa está de vuelta con su disco tras 8 años en el que han permanecido en el dique seco

    El pasado viernes 14 de abril la banda formada por Jean-Philippe Freu (guitarra) y Patrice «Patou» Carrié (bajo), publicaban su nuevo disco "Angels and Demons”, y lo hacían tras permanecer en el dique seco 8 largos años, casi una década desde el último disco ha transcurrido, demasiado tiempo quizá, algo que desde luego ha ido en contra de su trayectoria,  frenando su prometedora e imparable carrera que iniciaron allá por 1998 con su álbum debut "Le Mobilier", lanzando posteriormente cuatro álbumes más en poco más de una década. "Futurinô" fue su último álbum en 2009, ahí pararon hasta ahora (2017). 

     

    Tras presentar su nuevo disco en Gijón (sala Albeniz) y en el festival FIV (Villalba),  la banda de Montpellier afrontaba la que quizá resultase la cita más importante de sus tres fechas por nuestro país, la parada en la capital de España, en el Teatro Barceló el sábado 29 de abril. No quisimos perdernos el reencuentro de los galos y acudimos al concierto organizado por la alianza de Mercury Wheels y Live Nation, dos promotoras que están haciendo las cosas muy bien ultimamente y que nos volverán a traer a Bonobo de nuevo - entre otras muy buenas propuestas), en esta ocasión en el Wizink Center, un espacio donde poder albergar más público, ya que la Sala La Riviera se quedó pequeña tras su triunfal paso por la capital. Aquí puedes leer la crónica del concierto

     

    Rinocerose en Madrid

     

    Y regresando al hilo, el Teatro Barceló tardó en coger color, motivo seguramente del retraso del inicio del concierto de Rinôçerôse, quienes por cierto no tuvieron telonero, algo que nos llamó la atención bastante y que en cierta medida entristece un poco. Tras una cortina de humo –quizá demasiado durante todo el concierto– fueron saliendo uno a uno los componentes,  Jean-Philippe Freu, Florian Brinker, Frédéric Pace, Rémi Saboul, Bnann y por último la glamourosa Patrice Carrié, que con su bajo prendió mecha al concierto. Inicio muy rockero y con los guitarras muy exaltados, quienes no paraban de animar el cotarro. A medida que avanzaba el tiempo,  las percusiones tribales y la electrónica iban haciendo acto de presencia, hasta que en un breakdown daba algo de respiro, momento en el que un sintetizador abstracto nos envolvía en una espiral subtractiva. 

     

    Patrice Carrié (Rinocerose)

     

    Tras este momento -el mejor del concierto para el servidor que escribe-, un poco de funk y de nuevo toda la sala a botar como chiquillos. Machacones por momentos durante tramos del concierto,  debido a los ritmos que impartían 4x4 repletos de sampling y bombos rompedores, pero el final se iba acercando, y con ello el punto final a cerca de 90 minutos de una noche musicalmente hablando saturada de buena energía. La mejor prueba de ello, fue la intensidad del público que durante todo el concierto mantuvo su ánimo con baile, ovaciones y palmas en alto, elevando así, la universalidad de la música. 

     

     

    Fotos: Mundo Recorrido