Bushwacka! - Listen Up Vol. 01 (1995-2005) [Above Board]

Bushwacka! - Listen Up Vol. 01 (1995-2005) [Above Board]

    • Bushwacka! - Listen Up Vol. 01 (1995-2005) [Above Board]

    “Una primera entrega de una joya doble que, a los grandes degustadores de electrónica premium, alegrará el corazón en plena desescalada”.

    ¡Albricias! Matthew Benjamin aka Bushwacka! presenta dos álbumes repletos de material retrospectivo. Este primer ‘Bushwacka Listen Up Vol. 01 (1995-2005)’, que vio la luz a finales del pasado mes de mayo, recupera y reúne temas originales, remixes, colaboraciones y rarezas grabadas a lo largo de más de dos décadas de las tres en las que lleva inmerso en la mejor música electrónica de baile. Huelga recordar que fue la mitad del icónico dúo Layo & Bushwacka!, cuyo éxito de 2000 ‘Love Story’ alcanzó el top ten de las exigentes listas de UK y de medio mundo. 

    El caso es que en este primer compendio predomina el house, el deep-house y el tech-house, pero también hay lugar para el ambient, el techno y, hasta, los breaks. Y todo ello tocado por esa mano valiente y maestra que todo lo produce con sofisticación y buen gusto. A través de los temas que contiene este ‘Bushwacka Listen Up Vol. 01 (1995-2005)’ podemos realizar un recorrido temporal, desde la efervescente rave británica de los 90 hasta aquellas producciones hedonistas, pero siempre undergrounds, enfocadas a reventar pistas en las grandes discotecas de Ibiza o a grandes festivales como aquel FIB de 1999 en el que perpetró una sesión mañanera, junto a Layo, absolutamente inolvidable. 

    Entre los invitados y colaboradores destaca la presencia de sus imprescindibles Asad Rivzi, Layo Paskin y Dez Ingram. Entre los ocho cortes –casi todos fueron publicados en su momento por sellos de culto como Plank y Oblong- destacaremos los ritmos rotos y ajausados de ‘Harps’; el downtempo raruno de ’Smashed’; su efectivo y bailón remix tech-houssie para la sugerente ‘Dual’ de Asad Riviz o el galopante y tribalero house breakirazado que despliega en la fascinante ‘Makesome Breaksome’. Pero, sin duda, es en la noventera, ravera y trepidante ‘Plus’ en el que lo borda. En fin, una primera entrega de una joya doble que, a los grandes degustadores de electrónica premium, alegrará el corazón en plena desescalada.

    Tags