Caterina Barbieri - Ecstatic Computation [Editions Mego]

    • Caterina Barbieri - Ecstatic Computation [Editions Mego]

    “La versión que nos ofrece esta artista italiana se sale de madre sin estridencias, pero con valentía…”.

    Lo mejor de este ‘Ecstatic Compulation’ que publica la investigadora musical Caterina Barbieri -en el prestigioso sello austriaco Edition Mego- es que demuestra, una vez más, que la electrónica progresiva, de querencias eminentemente maquinales, repetitivas y modulares, es un estilo que puede tener muchas caras, además de la habitual y que, por norma general, no es la que más gusta a este que firma. La versión que nos ofrece esta artista italiana se sale de madre sin estridencias, pero con valentía, y pero solo por ello merece especial atención.  Su intento de, a través de la generación de complejas de secuenciación y operaciones basadas en patrones, de explorar los artefactos de la percepción humana y los procesos de memoria mediante la inducción en última instancia de un sentido de éxtasis y contemplación, le ha salido bien y deja orejiabierto a cualquiera que se acerca a su sonido.

    Los seis temas que sustancian este nuevo disco de Barbieri -boloñesa de nacimiento pero y felizmente afinacada en Berlín desde hace años- son una suerte de evolución hacía un lar situado más allá de la percepción humana, - partiendo desde el dronismo seminal y el rare ambient de aquel gran ‘Patterns of Consciousness’ del 2017 que la puso en el mapa- para ahora hacerse fuerte apostando por lo melódico y, oh, lo digital. Sí, has leído bien. 

    Y, seguramente, el mejor exponente de ello sea el corte ‘Fantas’ que se extiende a lo largo de diez minutazos de compleja electroacústica -entre fantasmas y arpegios afilados- que hasta flirtea con el dub de última generación. No obstante de entre todo el track-list nos quedamos con ‘Pinnacles of You‘ por esos sintetizadores ensoñadores, trancerosos y paisajistas que son hasta capaces de hacernos imaginar y ver cosas que realmente no existen… ¿o sí? 

    Es lo que tiene tener un diploma en guitarra clásica y una licenciatura en música electroacústica del conservatorio de Bolonia, con una tesis sobre la espacialización 3D y la percepción del tiempo, el espacio y el espectro sonoro en la música vertical, ¿verdad, Caterina?

    Tags