DJ Python - Derretirse [Dekmantel]

    • DJ Python - Derretirse [Dekmantel]

    “Nos seduce con una propuesta musical en la que amalgama felizmente IDM con ambient y reguetón, siempre desde una vision meditada, educada y deepera del asunto”.

    El sello tulipán Dekmantel sigue empeñado en su apuesta por sonidos valientes y diversos. Se quieren parecer a Warp, o al menos lo intentan. La mejor muestra de ello es este ‘Derretirse’ que le acaban de publicar al artista neoyorkino DJ Python en el que, como ya sucedió en su debut de 2017, lo que campa es una especie de house experimental -electrónico, ameno y underground- que parece haber caído en merecida gracia de buena parte de la parroquia electrónica que busca sensaciones diferentes. 

    El caso es que Brian Piñeyro -a través de los seis temas que contiene este nuevo mini-LP- nos seduce con una propuesta musical en la que amalgama felizmente IDM con ambient y reguetón, siempre desde una visión meditada, educada y deepera del asunto. En todos los temas del disco suenan sintes evocadores y abisales sobre unas bases percusivas suaves con evidente origen tropical y dubbys. Se le notan a DJ Python sus orígenes, el color moreno de su sangre y su paso por Miami, ciudad en la que estuvo residiendo y en la que quedó impregnado del trepidar urbano y playero de sonidos urbanos como el trap o el, ya referido, reguetón. 

    Seguramente lo más interesante de este ‘Derretirse’ es lo menos reguetonero del asunto, es decir, aquí lo más reseñable es como consigue acercar el house y la IDM a dicho estilo y las sinergias, sin colisión, que logra establecer entre dichos sonidos. El trip-hop velado y sencillo de ‘Lampara’, apenas contrasta con el sofisticado sonido “atun-con-pan” de la agradable, dancehallero y ambientaloide ‘Tímbrame’; pero, seguramente, lo mejor de este ‘Derretirse’ viene de la mano de ‘Cuando’ con ese bass idemero y danzón -muy en la onda de los míticos The Orb- que casa perfectamente con el dulce trepidar, ¿o es cabalgar?, de la divertida ‘Be Si To’.

    Sí, derrítanse del gusto auditivo con esta nueva entrega de un DJ Python que, nadie se equivoque, debe más a Warp y Aphex Twin, o -incluso- a Boards of Canada, que a nadie.

    Tags