Héctor Oaks - As We Were Saying [Bassian]

    • Héctor Oaks - As We Were Saying [Bassian]

    “Estamos ante un álbum convulso y notable, para escuchar, disfrutar y bailar”.

    El DJ y productor madrileño, felizmente aberlinado, Héctor Oaks es uno de esos artistas nacionales -technócrata, de pies a cabeza- que, por la razón que sea no está en primera línea mediática, pero que, incluso eso mismo, lo hace más interesante y por descubrir. 

    El caso es que algunos la primera noticia que reciben de él es que acaba de sacar a la luz este álbum, que le ha publicado el sello del club en el que es residente -pincha habitualmente en su segundo piso- hablamos del Bassiani de Tblisi, en Georgia. ‘As We Were Saying’ bebe y se nutre de la intensa experiencia vital que el propio Oaks sufrió en su propia piel, el pasado 11 de mayo, cuando dicha discoteca fue allanada -a través de una redada, por la policía -armada con metralletas-, pegando y deteniendo a sus jefes y clubbers sin razón- lo que llevó a que miles de personas se lanzaran a la calle para protestar por ello, frente al mismísimo Parlamento georgiano. 

    Por eso, desde su visión del techno, a modo de banda sonora de dicha revolución technoide y un “Bailemos juntos” como lema frente al abuso de las fuerzas de seguridad estatales, surgen estos once temas en los que Oaks da rienda suelta a ese techno bravo, valiente y atemporal en el que convergen house, soulful, ambient e IDM en una amalgama trepidante, melódica, cruda y evocadora, como es su imaginario sonoro. 

    Temazos de techno fiero, anabólico y maquinal -como ‘Sounds Violent, Truth Always Is’ o ‘Forwarded State Of Evidence’- se solapan a la perfección con otros que abundan más en lo mentaloide, minimalista y loopeado -caso de ‘As We Were Saying’‘Reign’ y ‘Afterall, She Had No Reason To Stay’ y, a su vez, contrastan con la oscura distopia, a contrapié, de ‘Purpose-Method’ o el soft-techno ajausado y clubbing de ‘Improved Motto’. En fin, no sé si ilustra musicalmente con fidelidad, lo sentido y sufrido en aquel nefasto día para las libertades culturales que lo ha inspirado, pero sí que es un álbum notable y convulso, para escuchar, disfrutar y bailar.

    Tags