Helm - Chemical Flowers [PAN]

    • Helm - Chemical Flowers [PAN]

    “‘Body Rushes’- por su infinita abstracción -tan etéreamente gélida- y capeada hasta la saciedad, es lo más destacable de este buen disco y sin más”.

    Irse a un lugar como Essex, para el que no lo conozca es un bello espacio sajón eminentemente campestre en el que una de las máximas distracciones es contar vacas, le ha sentado más que bien al productor británico Luke Younger, más conocido en las lides electrónicas como Helm. Y es que este nuevo 'Chemical Flowers', que supone su regreso a la disquera PAN, ha sido compuesto y producido de principio a fin en el afamado No Studio que está ubicado en plena campiña inglesa, muy lejos de su trepidante Londres habitual.

    Ocho temas contienen este álbum en el que, quizá, lo más llamativo es, además de la permanente presencia de fuentes de sonidos fragmentadas y hasta disociadas, esos sonidos de instrumentos de cuerda que han sido arreglados y registrados por JG Thirlwell a los que hay que sumar el sonido del cello de Lucinda Chua y el saxo de Karl D'Silva. Finalmente ha contado con la magistral masterización de uno de los grandes de en dicha materia, hablamos del genial Rashad Becker

    Durante el tiempo que Helm pasó aislado, o casi, dando forma a este notable trabajo estuvo concentrado -desde una técnica compositiva cercana al collage o, más bien, “cojo de aquí y de allí, pero todo mío y bueno”- en lograr dotar de efecto de movimiento, entre límites espaciales y temporales fluctuantes, a todo su imaginario sonoro y siempre cuestionándolo todo. Y es así que, este artista experimental londinense, ha conseguido imaginar y crear un corpus musical que sustancian ocho temas, en poco más de una hora, y en el que la evocación y una especie de contraposición a estilo referenciales para Helm, caso de la música industrial, el dub-techno o hasta el balearic, que tanto, o nada, tienen que ver en este ‘Chemical Flowers’

    Seguramente es la electroacústica ambiental y procesada de cortes como ‘I Knew You Would Respond’ y, a nuestro juicio, el tema más redondo del disco -léase, ‘Body Rushes’- por su infinita abstracción -tan etéreamente gélida- y capeada hasta la saciedad, es lo más destacable de este buen disco y sin más.

    Tags