Jacques Greene - Dawn Chorus [LuckyMe]

    • Jacques Greene - Dawn Chorus [LuckyMe]

    “Abre un nuevo sendero musical que emprende desde una valentía y talento que, seguro, nos va a dar muchas alegrías”.

    El productor francocanadiense Jacques Greene descubre, ahora, la que es su segunda aventura discográfica, en formato largo. Se trata de este sobresaliente ‘Dawn Chorus’ que publica el sello LuckyMe. Y lo hace desde un punto de partida muy diferente al que le puso en el mapa hace dos años con aquel bailable y clubby ‘Feel Infinite’ y en el que mostraba, a la vista de propios y extraños, su natural (y a celebrar) querencia a mixturar sonidos electrónicos con otros provenientes del soul, el R&B y el pop. 

    Ahora, en 2019, Philippe Aubin-Dionne se presenta con aspiraciones de banda que se nutre de un estilo fundamental como es el trip-hop (sobre todo) y, también, del shoegazer (a ramalazos), muy en la onda de dos de sus grupos favoritos, Massive Attack y Slowdive. Y para redondear la jugada ha contado con la colaboración de Joel Ford -productor de Oneohtrix Point Never- y con el inspirado trabajo de otros músicos como Brian Reitzell (compositor de la BSO de la película ‘Lost in Traslation’), los cellos de Oliver Coates y las voces de Julianna Barwick, Cadence Weapon o Rochelle Jordan, entre otros.

    El caso es que ‘Dawn Chorus’ es un álbum que rompe con lo anterior desde una visión más contemplativa y taciturna, por ello, algo alejada del trepidar de la pista de baile. Como avanzando hacia nuevos espacios sonoros en los que experimentar, ahonda y crecer como artista. Sorprende y agrada con una selección de temas intimistas y hasta epicistas, pero plenos de carga emotiva y profundidad discursiva, entre los que destacan los ritmos rotos, suavemente distópicos de la intro ‘Serenity’; la trip-hopista y brumosa ‘Drop Location’ (Burial al aparato); la sintetis en grises -tan destellantes como otoñales- en loop de ‘Sel’ o la escapista, noventera y muy bristoliana ‘Let Go’, cercana al UK garage, con la guinda de la mística y bella voz de la ya referida cantante de Toronto, Rochelle Jordan.

    En cualquier caso, este extraordinario ‘Dawn Chorus’ es, hasta el momento, el mejor trabajo del torontiano Jacques Green y, quizá, lo más importante abre un nuevo sendero musical que emprende desde una valentía y talento que, seguro, nos va a dar muchas alegrías en un futuro más bien cercano.

    Tags