Pearson Sound - Rubble EP [Pearson Sound]

    • Pearson Sound - Rubble EP [Pearson Sound]

    “En fin, nada nuevo bajo el sol. Y poco que llevarnos a la boca y, aún menos, al baile”.

    Recibimos este nuevo EP del productor británico Pearson Sound -capo del sello Hessle Audio- con expectación, ya que él mismo había anunciado que a través de este haría una primera, esperada y última incursión en el acid.

    Este ‘Rubble’, que publica a través de su sello homónimo, contiene tres temas que han sido creados en los estudios Devon Analogue y, posteriormente, fueron terminados y mezclados en Londres. El caso es que el EP se abre con ‘Rubble’ que tras ese título -que es un guiño, en modo tributo, al sonido que Plastikman, Luke Vibert o Aphex Twin, entre otros, llevaron hasta el extremo de la maestría- en el que nos sumerge en un semi-acid minimalista y loopeado, a bajas revoluciones, en el que lo más reseñable es como serpentea el sonido electro de la TR-808 casi de principio a fin para terminar, rompiendo, en todo lo alto… o bajo, no se sabe.

    ‘Earwig’ es lo que se llama un tema acid, pero al estilo Pearson Sound, claro. Es decir, desde una especie de downtempo-break simplista que apenas -como mandan los cánones- se retuerce sobre sí mismo, y en el que el sonido de la Roland parece campar como desnortado, sin control y a su bola.  Todo esto siempre por debajo de 100 BMPs y plagado de bleepeos sobre ritmos sincopados que, así, se suman a esta fiesta abstracta sin demasiada gracia.

    Finalmente, con 'Our Spirits Soar' la cosa se anima algo más. Es un corte amable de tech-garage UK -que no prescinde de esas voces tuneadas y afiladas tan propias de la 2step- facturado con solo un piano, un sinte y un elemento vocal, ideal para cerrar sesiones a las siete de la mañana cuando las luces -del club y del día- empiezan a asomar. Su luminosa melodía sintetizada es lo más reseñable de este EP que no pasará a la historia, ni siquiera de la discografía del propio Pearson Sound. En fin, nada nuevo bajo el sol. Y poco que llevarnos a la boca y, aún menos, al baile.

    Tags