Smallpeople - Afterglow [Smallville Records]

    • Smallpeople - Afterglow [Smallville Records]

    “Aquí campa a sus anchas es un deep-house como mandan los santos cánones”.

    Desde la famosa tienda de discos Smallville -situada en el vibrante corazón del barrio de St. Paul en Hamburgo- recibimos esta nueva release que publica el sello homónimo y que, al igual que dicho colmado sonoro, está regentado por Julius Steinhoff y Just Von Ahlefeld, dos íconos de la música hamburguesa. Y son precisamente ellos, bajo su aka conjunto de Smallpeople, lo que sacan a la calle este ‘Afterglow’ que es su segundo álbum y en el que ahondan, y abundan, en esa querencia suya, casi natural, hacia el techno y el house, siempre desde una visión underground. Pero en este nuevo trabajo lo que realmente campa a sus anchas es un deep-house como mandan los santos cánones, desde su fórmula más clásica, sensual, vespertina y agradable. Esa misma que sabe beber de fuentes norteamericanas, aquí diestramente europeizadas, y que tiene como principal objetivo hacernos disfrutar y, cómo no, bailar. 

    En los ocho temas que contiene este LP, Smallpeople juegan esencialmente con la santísima trinidad del deep, es decir con el groove, las melodías y esos vocales que son tan habituales en los sonidos houssies más abisales y, a la vez, aterciopelados. De entre los mismos destacaremos ‘Hearts At Whole’ con ese soleado piano ultra deep-house sobre el que la voz y el groove parecen abrazarse para acariciar nuestros oídos; ‘Camera Obscura’ en el que, siempre desde ese deep que aquí da sentido a todo, se atreven a hacer un guiño al dub-techno desde un tema largo, hipnótico y minimalista y, cómo no, ese ‘Benevolent Receiver’ que se sale de la norma -deepera hasta el tuétano- del disco y en el que el acid aparece, y desaparece, como jugando con nuestras propias ganas de algo más, quizá, canalla y adictivo. 

    En fin, buen trabajo de estos Smallpeople a los que, si estás por Hamburgo, hay que ir a saludarlos a su icónica tienda de discos y darles las gracias por este disquito y su gran trayectoria en las lides de la electrónica que más mola. Será un auténtico placer y, casi, una obligación.

    Tags