• URBAN MGZ Podcast 021 by Sr. Melles (Chineurs de Madrid)

    urbanpodcast-sr-melles-zgzcfgeazqgqog.jpg

    "Los objetivos siguen siendo los mismos que el día que empezamos: Compartir música, disfrutar con ello, y devolver a la escena parte de lo que nos ha dado."

    Chineurs de Madrid es la extensión local madrileña del colectivo, grupo de apasionados de la música y sello discográfico francés La Chinerie. El concepto surge en 2016 de manos de un grupo de jóvenes galos que recalaron en Madrid y trasladaron la pasión del grupo francés fuera de las fronteras del país vecino. Con esfuerzo y dedicación, el colectivo fue creciendo y sumando miembros en la capital, donde a través de un grupo de Facebook, los miembros compartían sus inquietudes musicales en forma de tracks.

    Esta ágora virtual tuvo como consecuencia una serie de reuniones para pinchar y compartir música en la vida real, fuera de las redes sociales. Dos temporadas cargadas de pequeños eventos dieron pie a que, en septiembre de 2017, Chineurs de Madrid diera el salto a una de las grandes salas del circuito madrileño, Berlín Club, donde han llevado a cabo una residencia bimestral por donde han pasado artistas de la talla de Demuja o Elias Mazian, sin olvidar, fieles a su espíritu, los pequeños encuentros en otras localizaciones. 

    Chineurs de Madrid ha conseguido atravesar con éxito la difícil barrera que separa el mundo digital de la realidad, estableciéndose como uno de los colectivos más en forma de la capital. ¿Cuál crees que ha sido la clave para conseguir esta conversión con éxito?

    La verdad que no hay ningún secreto ni fórmula mágica. Ha sido todo un proceso bastante fluido, no hemos forzado las cosas, simplemente han ido saliendo. El proyecto empezó en el mundo virtual, pero al fin y al cabo está integrado por personas, que quieren también compartir sus inquietudes con otra gente de carne y hueso. Internet nos brinda la posibilidad de llegar a un mayor número de personas, pero nunca podrá sustituir a las relaciones personales. No es lo mismo postear un tema en Facebook que poder ir a un club con tu disco y ponerlo. De ahí nació la idea de nuestros eventos Open Platine, donde invitamos a los miembros del grupo a llevar unos discos de su colección y pincharlos.

    ¿Nos gustaría saber cuál es tu rol dentro de Chineurs de Madrid y cómo recalaste en el colectivo?

    Coincidí con el grupo de franceses que inició Chineurs de Madrid una noche de fiesta, hicimos buenas migas y nos invitaron a pinchar a Kempin y a mi a uno de sus eventos. La idea del colectivo nos gustó mucho y decidimos unirnos para aportar nuestro granito de arena. Eso fue hace algo más de año y medio y aunque muchas cosas han cambiado, nuestra ilusión sigue siendo la misma.

    Dentro del colectivo los roles no están muy definidos porque todos hacemos un poco de todo. Pero si tuviese que decir algo, quizá soy la persona que se encarga un poco más de temas de comunicación, por mi experiencia como periodista musical.

    ¿Cuáles son los objetivos a medio y largo plazo del colectivo?

    Los objetivos siguen siendo los mismos que el día que empezamos: Compartir música, disfrutar con ello, y devolver a la escena parte de lo que nos ha dado. Madrid está en un gran momento de forma y creo que es el momento de apoyar este tipo de propuestas para terminar de hacer de la ciudad un lugar interesante a nivel clubbing y musical en general.

    La escena de Madrid parece ser que se está haciendo a fuego lento gracias en parte a colectivos como el vuestro y a eventos que apuestan por artistas emergentes. ¿Piensas que es el camino a seguir para crear, desarrollar y consolidar la tan anhelada escena electrónica de la capital?

    Parece que por fin las propuestas interesantes empiezan a llegar a Madrid. Es cierto que colectivos como Undermad llevan años dejándose el culo por hacer cosas distintas, pero parece que es ahora cuando el público empieza a responder. Ya no es solo los artistas que se contraten, es la idea de crear un ambiente en los clubs donde apetezca estar y del que uno se sienta parte. También ayuda la llegada de salas que apoyan este tipo de iniciativas, como Berlín Club. Nuestra relación con ellos es magnífica, nos sentimos parte de la familia y nos dejan libertad para crear. Eso se traduce en aire fresco para la escena… y line ups de los que hacen estar orgulloso. En septiembre pasarán por el club CC:Disco, Joy Claussell etc. Casi nada. 

    ¿Es el espíritu colaborativo al que os referís es la clave para fortalecer el ecosistema clubbing de la ciudad?

    No sé si es la clave, pero sin duda pienso que es la manera de hacer las cosas más interesantes. Chineurs nació con el espíritu de compartir y ese es el camino que queremos seguir recorriendo. No queremos reconocimiento a nivel individual, ni siquiera como colectivo. Lo que buscamos a es compartir lo que nos hace felices con otra gente, y que esas personas también compartan sus inquietudes musicales con nosotros. Por ello siempre tratamos de tender la mano a todo proyecto que llame nuestra atención, ya sea de otros colectivos o de personas. Tenemos muy buena relación con otros colectivos como TheBasement (Valencia), que comparten en gran parte nuestro espíritu. 

    Hasta ahora, se ha creado escena de manera privada/individual, donde cada promotor, colectivo, empresario y artista han remado en diferentes direcciones. ¿Ves posible que esto cambie?

    Creo que, en una ciudad como Madrid, es muy importante que la escena se mantenga unida. Estamos atravesando un momento en el que hay muchos colectivos haciendo ruido, ofreciendo alternativas a las fiestas monótonas que habían tenido casi todo el peso en años anteriores. Possible Others, Soul Spektra, Holy Dubs, Undermad… la lista no para de crecer. Y esto se traduce en mentes frescas con ganas de ofrecer algo distinto.   

    De cara a la temporada 2018/19, ¿puedes adelantarnos noticias sobre próximas acciones de Chineurs de Madrid?

    Como todavía no hemos dado el pistoletazo de salida a la nueva temporada, no quiero adelantarme a los acontecimientos. Pero seguiremos en Berlín Club, continuaremos con nuestra actividad en el grupo de Facebook, retomaremos el formato Open Platine y haremos algún que otro evento especial en localizaciones que se salen un poco de la norma. También seguiremos dando espacio a artistas emergentes en nuestra serie de podcasts en Soundcloud, Set7.

    Y seguiremos disfrutando con todo ello.

    Sr. Melles, además de ser parte activa en Chineurs de Madrid y Chapter, ¿participas en otros proyectos?

    Siempre intento mantenerme activo, bien apoyando otras propuestas, bien pensando en nuevas formas de hacer las cosas. Tengo un proyecto personal que quiero empezar de cara a 2019 donde contaré con artistas a los que aprecio mucho y que creo merecen un espacio donde se valore su creatividad. En cuanto esté listo, seréis los primeros en saberlo.

    Como DJ que eres, ¿con quién te gustaría compartir cabina alguna vez y por qué?

    Esta pregunta no es fácil, porque hay muchos nombres que me vienen a la cabeza. Pero creo que compartir cabina con el primero de esta lista va a dejar de ser un sueño dentro de poco para convertirse en una realidad, así que de momento me lo guardo para mí.

    Pero quitando a ese artista misterioso, creo que me quedo con Ben UFO. Para mi esa es la definición de DJ. Alguien con una incansable pasión por buscar nueva música y darla a conocer. Además de estar, técnicamente, varios peldaños por encima del resto. 

    Este mix lo has grabado exclusivamente para nosotros, nos comentas que 100% en vinilo, como a nosotros más nos gusta. ¿Qué se encontrarán nuestros lectores a la hora de dar al play a este dj set?

    Una hora de música en vinilo en la que he intentado tocar varios estilos. Al fin y al cabo, Chineurs no se limita al house, ni mucho menos, y eso lo que he intentado reflejar en este mix. La idea con la que grabé el set era sencilla: Una sesión que pondrías a sonar mientras te preparas para salir una noche, y que, para cuando esté acabando, estés listo para entrar al club.  

    No soy un purista del vinilo, no pincho discos porque considere que suena mejor o por el olor. Es algo meramente práctico. Me gusta rebuscar entre mis discos, tener a mano la maleta, mirar una portada y saber qué me voy a encontrar dentro. Me facilita mucho la vida a la hora de preparar la música, y una vez estoy pinchando me da seguridad saber que puedo buscar lo que quiero pinchar en formato físico. 

    En este set me he alejado un poco de lo que suelo pinchar (hasta he sacado el hacha en el último tramo jajaja), porque la verdad, me aburre atarme a un estilo o género. Lo grabé al vuelo, con los temas que me iba apeteciendo escuchar.