• Hacienda también sale de fiesta

    Hacienda también sale de fiesta

    La Agencia Tributaria hace su particular tour veraniego recorriendo 87 discotecas españolas

    El martes 5 de julio nos levantábamos con una noticia que parecía sacada de una película de acción americana: la guardia civil irrumpía en Amnesia en helicóptero, justo después del cierre de la fiesta Cocoon de Sven Väth. Los primeros titulares que aparecían en prensa  hablaban de drogas, dinero negro y detenciones pero no se supo con certeza lo que estaba sucediendo hasta pasados unos días.

    Por todos es sabido que el sector hostelero tiene fama de evadir impuestos. ¿Quién no conoce a alguien que haya trabajado de camarero y haya cobrado sin ticar en caja? O mejor aún, ¿quién no conoce a un camarero que haya cobrado su sueldo en sobre y por debajo de la mesa? Los contratos en B son muy comunes en toda España, sobre todo en verano y en las zonas costeras que es donde la actividad turística se multiplica exponencialmente.

    Si nos trasladamos a Ibiza, esos sueldos más oscuros que el carbón se reciclan en desorbitados alquileres de pisos, drogas, taxis piratas, copas, entradas de discoteca que nunca se facturan y un sinfín de actividades no declaradas que mueven dinero en la isla pero que a final del verano, viaja bien lejos para no dejar rastro de impuestos en las arcas españolas. Esto es “Pan pa’ hoy y hambre pa’ mañana”.

    Volviendo al caso de Amnesia, la inspección que tuvieron en sus oficinas durante varios días pertenecía a una operación en contra del fraude fiscal puesta en marcha por la Agencia Tributaria llamada “Operación Chopín”. Se trata de la mayor operación coordinada y a nivel nacional contra el fraude y la economía sumergida, que debe su nombre al célebre pianista polaco.

    En total trabajaron más de 500 agentes de la Agencia Tributaria y otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado como la Policía, Aduanas y la Guardia Civil para registrar con lupa 87 discotecas españolas. Y no les fue del todo mal, gracias al efecto sorpresa consiguieron detectar (pero no incautar) 5 millones de € en efectivo dispuestos en sobres y cajas fuertes, perfectamente ordenados y almacenados. De esos 5 millones, 2 de ellos se encontraron en Amnesia. Sin duda, ellos se han llevado la peor parte al sumarle la detención de su dueño, Martín Ferrer, acusado de blanqueo de dinero y de hurto.

    Pero si es sabido por todo el mundo desde hace años… ¿por qué han tardado tanto en actuar? Supuestamente a Hacienda le saltó la alarma en Enero de este mismo año, cuando después de investigar durante varios meses se percataron del alto volumen de los cobros con tarjeta en las discotecas, en ocasiones del 76%, cosa muy anormal para el sector del ocio nocturno, donde se suele pagar más en efectivo. Además, hicieron un cálculo de la actividad que deberían declarar según el aforo habitual y descubrieron que se declaraba cantidades mucho menores. Como dato curioso habría que destacar que el 20% del dinero que mueve el ocio nocturno en España lo gestionan solamente 110 sociedades, que representan a las 87 discotecas registradas.

    Aquí os dejamos una lista con los nombres de algunas de esas 87 que han recibido esta poco agradable visita, el resto de nombres parece no haber salido a la luz todavía:

    Ibiza: Amnesia, Privilege, Space
    Oviedo: Discoteca Tribeca
    Madrid: Joy Eslava, La Posada de las Ánimas Madrid
    Barcelona: Opium
    Sanxenxo: Dux, Cany Playa, La Ola, La Cama y Privé.
    Magaluf, Mallorca: BCM
    Benidorm: Penélope
    Valencia: Sala Mya, La terraza del Umbracle, Sala Akuarela – Maybe, Sala High Cube, Sala Moon, Sala Jerusalem, Upper Club, Le Premier, La Posada de las Ánimas de Valencia, Number One Valencia.
    Turia: antigua propietaria de la discoteca Baobab de Riba-roja
    Galicia: Summer Compañía de Negocios, La Posada de las Ánimas de Vigo


    Una de las prácticas más habituales de las discotecas consiste en usar software de ocultación y supresión de ventas. Básicamente se vendían entradas y bebidas que nunca quedaban registradas en el sistema. Los registros no han afectado a la actividad de los clubs, que siguen abiertos y funcionando con normalidad.

    Lo curioso del fraude en discotecas es que parece no ser relevante para la gente de a pie, ni para los clubbers y mucho menos para los trabajadores de los clubs que lo ven con sus propios ojos. Pero seamos realistas... lo que están haciendo es robar, igual que los políticos que tanto condenamos y de los que rajamos a todas horas. Como dato interesante, de acuerdo a las estimaciones de Gestha (Sindicados de Técnicos de Hacienda) cada español paga 1.000€ de más en impuestos por culpa de la economía sumergida, que representa el 24,6% del PIB español. Casi nada...

    Los robos no están justificados, por mucho que los ladrones sean dueños de discotecas. Si queremos una justicia ecuánime tenemos que condenar la ilegalidad, no importa el sector o el fin de la empresa que cometa el delito.