• Lo mejor y lo peor de 2016

    Lo mejor y lo peor de 2016

    Aquí una rápida visión sobre lo mejor y lo peor de este 2016 a cargo de nuestros redactores y colaboradores más cercanos

    No hay mejor forma de despedir 2016 que ofreciendo una humilde y rápida visión de este mundillo que tanto nos gusta y del que disfrutamos día tras día, es por ello que hemos decidido preguntar a nuestros redactores o colaboradores habituales para que nos comenten qué es lo mejor y lo peor de este año bajo su punto de vista. Y, en resumidas cuentas, esto es lo que nos han contestado.

    MAURO NAKIMI (músico y productor)

    Lo mejor:

    Lo mejor que ha ocurrido este año 2016 es el constante repunte de las ventas de formato físico en el mundo, eso para los artistas que como yo defendemos el formato físico, el cuidado del detalle y la artesanía con alma ante la música fácil hecha con loops, sin ningún tipo de talento ni fundamento que pasean los reyes del engaño de las escenas más “populas” de la electrónica mundial es un gran paso.

    Lo peor:

    No estoy familiarizado ni al tanto con las prácticas de la electrónica masiva y de la electrónica falsa underground así que es complicado evaluar lo malo de este año desde un punto de vista como el mío bastante neutral. Esta crítica u opinión no es la típica a la que se elogia a colega con el que tienes algún tipo de relación interesada e intentas plasmar tu realidad como “la realidad” cuando no es más que un punto de vista, generalmente bastante desacertado. Resumiendo lo peor para mi es que lo que se ve es siempre eso… lo que se ve y debería ser lo que es, solo gracias a personas que no se conforman con lo que se ve vivimos los músicos que creemos en lo que es.

    FERNANDO FUENTES (Jaguay/colaborador Urban Magazine)

    Lo mejor:

    Grandes álbumes, nacionales, como los de BeGun- 'Amma' (Foehn Records), AFKKT- 'Son of a Thousand Sounds' (Sincopat) y Undo- 'Disconnect' (Factor City). También los han hecho cojonudos gente como Integral Bread, Denite, Resonance y Pedro Vian, entre otros. De fuera me quedo con los de James Blake- 'The Colour In Anything' (Polydo), Radiohead- 'A moon shaped pool' (XL Recordings) y Trentemoller- 'Fixion' (In My Room), por ejemplo. También merecen, a mi juicio, especial mención los larga duración de Bibio, Audion y Tuff City Kids. De temarrales me quedo con los de Tycho - 'Division' (Ghostly International), Lindstrøm- 'Closing Shot' (Feedelity), Michael Mayer & Joe Goddard - 'For You' (Pachanga Boys Remix) (!K7 Records), Quentin- 'Mirage/Rain' (Hivern) y el de Resonance- 'Light Continuum' (El hombre Bala Records). Y de entre los mixes destaco el Fabric 91 de Nina Kraviz, el 90 de Scuba y el 89 de Gerd Janson. Además. he flipado con el Watergate 21 de Culoe de Song y el set de Talabot & Piñol para Red Light Radio. Entre los mejores sellos internacionales me quedo con Innervisions y en España con Sincopat, Hivern Disc y Fayer, y atentos a los emergentes Red Panda, 808 Recordings y Sub_urban. Los mejores sets que he disfrutado han sido uno de Undo en Valencia, el de Zero & Chelis en Sónar y otro de DJ Floro en el Café Berlín. Los 'Breikin Nius DJ'.

    Lo mejor de lo mejor: Que. a pesar de todo, y con la que sigue cayendo, sigo viviendo -exclusivamente- de escribir sobre música. Que medios como URBAN MGZ apuesten por mi trabajo, gracias amigos.

    Lo peor:

    Que los nuevos chulos del baile sigan prostituyendo el clubbing español a su antojo con una impunidad alucinante, imposible de aguantar. Que sigamos sin una industria -a años luz de ella- que nos haga fuertes, viables y competitivos. Que en España cuatro DJS ganen pasta y los demás se coman los mocos, cuando esos cuatro no son, en absoluto, mejores que el resto. Que el periodismo musical electrónico esté entrenado en coma profundo porque los periodistas no tenemos cojones para construir otra realidad seguramente mejor para todos. Que el 2016 se esté acabando ya, con la buena limpieza que estaba haciendo entre viejas -y no tanto- glorias musicales de todos los estilos y edades.

    Lo peor de lo peor: Que cada vez hay menos gente buena -de corazón- en este negocio.

    FRANCISCO DOMINGO (Notorize/colaborador Urban Magazine)

    Lo mejor:

    El crecimiento de la escena y su profesionalización. Cada vez se hacen las cosas mejor y se llega a más gente que antes no escuchaba electrónica.

    La constante lucha de los colectivos y sellos underground por salir adelante en una escena difícil de conquistar. El nacimiento de nuevas propuestas interesantes y la apuesta por estilos como marginales como el footwork.

    Que Hacienda haya puesto el ojo en las discotecas y en el dinero negro que mueven. No todo vale.

    El resurgir del vinilo, ganando en ventas a los formatos digitales.

    La reapertura de fabric Londres.

    Lo peor:

    Que al producto español le siga costando más triunfar en su propia tierra que en el extranjero.

    Los fees desorbitados de muchos DJs y la poca relación con su aportación a la escena.

    La muerte de 33 personas en la warehouse party de Oakland y otras tantas  relacionadas con las drogas, como las 5 de Time Warp Argentina.

    El incendio que quemó el Studio338 en Londres.

    El cierre de Space Ibiza

    JONATHAN ROBLEDO (Urban Magazine)

    Lo mejor:

    Que nuestro país siga contando a pesar de tener uno de los impuestos más altos en cultura del continente con los mejores festivales del mundo. Sónar, Primavera Sound y FIB encabezan un amplísimo listado de festivales de nivel internacional en nuestro país.

    Lo peor:

    Como ya dije el año pasado en este mismo artículo, el cierre de Space Ibiza iba a marcar un antes y un después en la escena, esto desafortunadamente finalmente se consumó y es a mi juicio; una fatal noticia, no sólo para el ecosistema clubbing de la isla, sino para el internacional. El fin de una era ha llegado a la isla, es una realidad. Se escuchan rumores de una posible vuelta en San Antonio, pero como lo que fue no volverá a ser nunca, eso está claro.

    ALEX DAVID (Urban Magazine)

    Lo mejor:

    La más que notable apuesta por la electrónica de calidad en grandes festivales (FIB, Basoa en BBK, Primavera Sound, Mad Cool con una gran apuesta de cara a 2017, etc.) debido a un resurgimiento cada vez más notable de una escena de calidad.

    Que pequeños colectivos se hayan hecho un hueco notable en la escena gracias a esto y que el público cada vez va siendo más educado musicalmente hablando, lo que da cabida por parte de estos pequeños colectivos a apuestas más arriesgadas y para oídos cada vez más finos.

    La vuelta al vinilo es otro de los aspectos a destacar de este 2016, en el que muchos artistas y sellos han apostado por el formato físico y apartando cada vez más del digital grandes hits de la escena underground actual, además de llevar los platos de vuelta a las cabinas en la escena house y techno, sobre todo, donde lo analógico vuelve a estar de moda.

    La fuerza de la escena clubber mundial, que, por ejemplo, ha hecho que fabric pueda volver a reabrir sus puertas a principios de este 2017, ya a la vuelta de la esquina o artistas que cada vez participan más en proyectos y eventos solidarios.

    Lo peor:

    Lo peor de la escena nacional bajo mi punto de vista es la lucha que sigue habiendo entre distintos promotores de festivales y fiestas que lo único que hacen es impedir que la escena siga creciendo. Demasiado peso a redes sociales y muy poco en ofrecer un producto de calidad, esperemos que de cara a este 2017 todos pongan de su parte para hacer una escena mejor, donde todos se entiendan y nadie se pise. Seguro que así todo irá mejor.

    Es momento de unir fuerzas y de ayudarse unos a otros para aprovechar el increíble tirón que tiene la música electrónica y que puede aportar mucho a este país. No hay que mirar muy lejos para darnos cuenta de cómo van las cosas en Holanda o Alemania, por ejemplo. Las políticas que impiden que la escena se desarrolle con normalidad son otro punto negativo.

    El cierre de Space es, sin duda, otra de las peores noticias de este 2016 para todo clubber, dejando a Ibiza más coja de lo que viene estando en las últimas temporadas, si cabe.