• Guy J regala una noche para el recuerdo a los fieles de Electronic-Colors

    Guy J regala una noche para el recuerdo a los fieles de Electronic-Colors
    Fotografías: Guy J por Electronic-Colors

    El ‘all night long’ del artista israelí llenó la madrileña sala Siroco desde el minuto uno

    Uno de los artistas que más sensación causan a día de hoy en la escena progressive house es, sin ninguna duda, el israelí Guy J, dueño del reconocido sello Lost & Found y una de las joyas mejor pulidas de Bedrock –del cual Lost & Found fue filial en un principio- hará más de una década, cuando debutaba en el sello de John Digweed como una de las nuevas promesas de la escena house melódica. Muchos años después, con mucho trabajo detrás y el apoyo desde el primer momento de artistas como Digweed, Sasha, Cattaneo y demás padres del género Guy Judah se ha convertido, por méritos propios, en uno de los abanderados del género en la actualidad.

    Si ahora hablamos de la escena progressive house o de la música melódica en general en la península, la cosa cambia. Se trata de una escena bastante pequeña y dispersa con puntos de inflexión en la capital y en la ciudad condal, sobre todo, si lo comparamos con la de otros géneros como el house o el techno, con bastantes más adeptos. Lo que no es ningún secreto es que se trata de una escena muy entregada y fiel, a la que no le importa recorrerse medio país para disfrutar de un evento como el del pasado sábado. En cuanto a Electronic-Colors, como ya sabréis, es uno de esos colectivos que luchan por hacer notar el sonido progressive house en la península desde hace ya unos cinco años, y con sede habitual en Siroco, han contado con las visitas de Guy Mantzur, Petar Dundov, Aril Brikha o el propio Guy J en anteriores citas.

    Con todo esto y con un ‘all night long’ de Guy J, que volvía a Electronic-Colors algo más de un año después de su primera visita, la noche prometía ser memorable. Tanto, que hubo llenazo desde el primer minuto, con la gente haciendo cola para pillar su entrada desde antes de que comenzara la fiesta, para así estar puntuales para las cinco horas de sesión que ofrecería el de Lost & Found en el sótano de Siroco.

    Cinco horas que realmente se pasaron volando y que mantuvieron al público en la pista de baile de principio a fin, sin excepción. Y todo esto sin recurrir a sus temas más míticos, lo cual no me esperaba para nada –todo hay que decirlo-, y menos en un set tan largo, en el que ofreció mezclas muy extensas y jugueteó con loops en todo momento haciendo que las transiciones fueran otro nivel, aprovechando las facilidades que en este sentido ofrece Traktor.

    Manteniendo así la atención de la pista, que enloquecía tras cada tema, que entraba como una apisonadora, a lo que ayudaba mucho el sonido de Siroco, sin duda, manteniéndose un ambiente perfecto durante toda la noche que hizo que la velada fuera perfecta hasta el momento en el que se encendieron las luces y tocaba marcharse, a eso de las seis de la mañana, para disgusto de muchos –servidor incluido, que nos hubiéramos tragado otras cinco horas sin miramientos.

    Pero para eso está la crew de Electronic-Colors, que han programado un doblete para este mismo sábado 17, con una nueva cita donde contarán con la presencia del dúo Hidden Empire, que pertenecen a la firma Stil vor Talent de Oliver Koletzki y que también han sacado música por Suara, por ejemplo. Aunque en esta ocasión se desplazan a Seven Club, club privado de la capital con sede en el 112 de la calle General Pardiñas (Madrid) que cuenta con horario extendido y buen sistema de sonido. Por supuesto, en esta ocasión volverán a estar en cabina los residentes de la sesión Ioan Gamboa y Soulwerk. ¡No se la pierdan!